"Rebecca" de Alfred Hitchcock (1940)

miércoles, 25 de junio de 2014

"No hay dos sin tres" de Nick Cassavetes

Cartel oficial
Título original: The Other Woman
Año: 2014
Duración: 109 min.
País: Estados Unidos
Director: Nick Cassavetes
Guión: Melissa Stacl
Música: Aaron Zigman
Reparto: Cameron Díaz, Leslie Mann, Kate Upto, Nikolaj Coster-Waldau y otros.

(Ficha obtenida de Filmaffinity)








Aunque no era una película que me atrajese en exceso, la semana pasada me animé a ver lo último de Nick Cassavetes, director conocido por éxitos como "John Q." (2002), y "El diario de Noa" (2004).
Esta vez, su trabajo se centró en una comedia romántica, donde la venganza y los desamores urden toda la trama. 

"No hay dos sin tres" cuenta la historia de una exitosa mujer de negocios (Cameron Díaz), que a pesar de ser una rompe-corazones, termina cayendo en las redes del amor. Pero no todo es oro lo que reluce. Por una mala jugada del destino, la joven se entera de que su hombre perfecto (Nikolaj Coster, nuestro actual Jaime Lannister) está felizmente casado con otra mujer (Leslie Mann). La esposa se entera del pastel y en vez de odiar a la amante, ambas encuentran demasiadas cosas en común con las que consiguen estrechar lazos. En este momento llega la particular venganza de las dos mujeres, que terminan por encontrar a otra amante (Kate Upton), que les ayudará mucho en su propósito. 


A priori parece la típica comedia convencional sobre infidelidades, y ¡sorpresa! así es. El único cambio es que se centra en el bando femenino, que unido da mucho, pero que mucho miedo (todo hay que decirlo). Las tres mujeres se presentan como los típicos prototipos vistos hasta el momento: la esposa que abandona sus aspiraciones por las de su marido, la mujer de negocios fría y calculadora; y la joven inexperta con más cuerpo que cerebro. Todas ellas presas de un psicodrama femenino que sobre todo en el papel de Leslie Mann, roza el esperpento

Risas, risas y más risas aseguradas. Típicas situaciones, típicos comentarios jocosos y típicas paranoias femeninas. No es una película de la que se pueda sacar un trasfondo, ni unas actuaciones espléndidas, ni un montaje arrollador. Es una película sencilla, sin fuegos artificiales. Sirve para pasar una buena tarde de risas, sobre todo entre mujeres y si esas mujeres están dolidas mucho mejor. Os lo prometo, entretenimiento asegurado y si de ahí podéis sacar alguna idea de vendetta...


Sinceramente, aunque me gustaría escudriñar más en la trama, para poder ofreceros el máximo de detalles; lo siento, es imposible. "No hay dos sin tres" es lo que ves, sin más, una película que no va a ser recordada y que quedará en el top 20 de alguna lista online sobre "Películas para pasar la tarde". Quizás Cassavetes debería ceñirse a lo que realmente sabe hacer bien. Cambiar no siempre tiene que ser bueno. 



---------------------------------------------

Un abrazo a todos y en unos días tendréis la crítica de "TRASCENDENCE" de WALLY PFISTER.
Patricia Zapico López


viernes, 20 de junio de 2014

"Prison Sex: La unión perfecta entre música y relato" por Verónica García

La música está presente en cada paso que damos en nuestras vidas. Lo creamos o no, consciente o inconscientemente, la música refleja un estado de ánimo que a veces las palabras no pueden. La música no solo sirve para expresar emociones. A veces también sirve para sentirlas.

Vuelvo aquí no solo para hablaros de música. Recientemente he visto cumplido uno de los mayores sueños que puede tener alguien que adora escribir. Ver su obra publicada. Y una vez más, la música ha sido clave en esta experiencia vital.

Tool mejor que nadie saben mostrarte las emociones tal como son, a pelo, aunque a veces no nos guste lo que oímos. Prison Sex me maravilló desde el primer segundo que la escuché. Expresaba sentimientos que un ser humano puede llegar a sentir, por muy “políticamente incorrecto” que pueda ser.
De ahí llegó la inspiración para escribir el relato del que os hablo, homónimo al título de la canción. Quería expresar en palabras lo que Tool me había expresado a mí con su música.  Los sentimientos del ser humano. Sentimientos que no siempre son “políticamente correctos”

Aquí os dejo el que es mi primer relato publicado (primero de muchos espero) junto a la canción que inspiró cada palabra. Espero que disfrutéis con ambos.




"Prison sex" por Verónica García Alves

Entonces, se escuchó un grito. Un chillido agudo de otra niña rubia de larga melena y sonrisa perpetua. Ella odiaba a esas crías. Llegaban y se iban más rápido cada vez, pero sabía, que la noche en que llegaban, Padre no bajaba a verla. Arrastró la cadena hacia la esquina donde tenía su colchón y sus mantas, y se alejó de la puerta, triste, sabiendo que esta noche no se abriría.

No sabe cuántas horas pasaron hasta que por fin vio abrirse esa gran puerta de metal, y vio a Padre cruzándola. Traía una bandeja con comida, y su rostro tapado con aquella terrorífica mascara. En una ocasión pregunto por ella, y Padre contestó que su verdadero rostro aún era más terrorífico. 

Mi cordero y mártir, oh, te ves tan hermosa.

Gateó hasta Padre, que ya se había acomodado en el sillón junto a la puerta. Apoyó la cabeza en el respaldo, para que Él pudiera pasar los dedos entre su pelo, y olerlo. Le gustaba ejecutar la misma rutina una y otra vez. Con el tiempo había logrado perfeccionarla para mantenerlo siempre contento. Cuando estaba contento bajaba más a menudo a visitarla. Y no bajaba para golpearla.
Padre acarició su espalda, pasando los dedos por sus vértebras, mientras ella estaba acurrucada, desnuda, con sus manos atadas, su cabeza agachada, y sus ojos cerrados.

Te ves tan hermosa ahora.
Se levantó del suelo, llevando con ella sus cadenas hacia el otro rincón del sótano. Su pequeño sótano. Su cárcel. Pero para ella era algo más. Era su pequeña guarida. Sentía libertad en esta sodomía.

Padre se acercó, lento en sus pasos, y se acomodó a su lado, ayudándola a comer. Nadie la había querido nunca como Él. Padre la cuidaba y la quería. No era su captor, era su salvador. Había salvado su vida llenándola de amor. 
Rebuscó en su bolsillo un juego  de llaves con el que desató sus cadenas. Cogió sus muñecas entre sus grandes manos, y besó las llagas que le habían causado las cadenas. Se acarició sus muñecas, intentando recordar la última vez que había podido hacerlo. Cogió las manos de Padre y las besó.

Seré tu testigo, sangre y carne en quien confiar.
Padre la miró a través de su máscara, fijamente, sin decir una palabra. Tan solo la miraba. Movió su mano para acariciar su rostro. Después se levantó, y la cogió por la muñeca, delicadamente, para llevársela con él.

Hacia tanto que no caminaba, que sus piernas se resintieron y tuvo que detenerse. Padre la cogió entre sus brazos y la metió en una sala donde no había estado antes. No recordaba aquella sala, ni nada de lo que allí había. La acostó en la camilla,  que ocupaba el centro de la habitación, mientras sacaba unas correas para atarla. 

Ella paciente y callada, esperaba su próximo movimiento. Por primera vez estaba sin cadenas y en la superficie de la casa. Podía huir. Pero no lo haría. ¿Qué haría ella allí fuera? ¿Quién la iba a querer más que Padre? 

Ató firmemente las correas a sus muslos y muñecas. Se le escapó una pequeña lágrima, que Padre secó con su dedo. Acarició su larga melena rubia, ahora sucia y enmarañada. Y la olió otra vez. No olía como la primera vez que había pasado sus dedos por aquel pelo rubio de aquella sonriente niña. Aquel pelo que olía a vainilla, tan suave y brillante. Cada vez que lo olía, podía recordar aquel momento.
Se alejó de la camilla, y volvió con una aguja cargada con algún líquido rojo. 
Acarició su brazo de arriba abajo, buscando el mejor lugar. Cuando encontró su vena, la besó, e inyectó aquel líquido dentro de ella. Suspiró, asustada por primera vez. Pero Padre acarició su rostro, y la tranquilizó.

Mi cordero y mi mártir, esto terminará pronto. Te ves tan preciosa.


------------------------------------------------------------------

Si estás interesado en adquirir el libro en el que aparece el relato, aquí tienes la información necesaria. Tanto en Corte Ingles, como La casa del libro, como en Amazon, puedes pedirlo de forma online. 

Título: "Saborea la locura"
Autor: Varios autores
Colección: Viajes en la ficción
Páginas: 430
Fecha de publicación: Febrero 2014
Género: Relatos de terror


domingo, 15 de junio de 2014

“Maléfica”, de Robert Stromberg

Buenas tardes a todos y a todas, 

Como lo prometido es deuda y me considero mujer de palabra, aquí os dejo la crítica de "Maléfica". De todos modos ya la he colgado en la página de facebook, ya que está publicada en Sala 1. 

Para los que prefiráis leerla desde la propia revista os dejo el link, y si no, echarle un vistazo de todos modos, porque es una página web que merece la pena: http://revistasala1.com/?p=5774

Próximamente, crítica de "No hay dos sin tres" de Nick Cassavetes. Adjunto el trailer, 


Un abrazo.

----------------------------------------
Cartel oficial
Título original: Maleficent
Año: 2014
Duración: 97 min
País: Estados Unidos
Director: Robert Stromberg
Guión: Linda Woolverton, Paul Dini y John Lee Hancock
Música: James Newton Howard
Fotografía: Dean Semler
Reparto: Angelina Jolie, Elle Fanning y otros. 

(Ficha obtenida de Filmaffinity)


No es novedad para nadie que la industria del cine actual está apostando y mucho por rescatar del pasado los grandes hitos de la fantasía infantil. Ya lo vivimos en un principio con “Alicia en el País de las Maravillas” (2010) del estrafalario Tim Burton, seguido de “Oz: un mundo de fantasía” (2013) de Sam Raimi, ambas entremezcladas por las terroríficas versiones que se nos presentaron del mítico cuento “Blancanieves”.

Lanzo mi pregunta, ¿debería Walt Disney temblar desde su tumba o debería alegrarse por este afán de recuperación histórica?


La nueva apuesta de Disney viene de la mano de la “mala malísima”, una hechicera despiadada, sin escrúpulos y con un corazón tan duro como el acero; o al menos eso es lo que nos habían contado cuando éramos pequeños. Los grandes amantes de Disney conocemos a la perfección “La bella durmiente” (Clyde Geronimi, 1959), uno de los cuentos más bellos y singulares de la historia de la mítica factoría de los sueños. Se nos había contado el cuento de la bella princesa Aurora, que de forma inconsciente termina cayendo en las manos de una malvada hechicera que queriéndose vengar de su padre, el rey Stefano, conjura una terrible maldición sobre la muchacha. La joven dormirá eternamente.

Pero “Maléfica” de Robert Stromberg nace como algo totalmente nuevo y transgresor, una propuesta de cambio con el objetivo de llenar aquellos agujeros que la película original podría haber dejado. “Maléfica” se construye alrededor de la carencia informativa principal de “La bella durmiente”: El porqué de la venganza. Una peculiar forma de comenzar un proyecto e incluso diría, una manera inteligente de abordarlo.

Para conocer un porqué, tenemos que remontarnos a los inicios de la villana más famosa de todos los tiempos, y así es como se hace. Maléfica se presenta como un hada, con unas enormes alas de pájaro y unos cuernos de carnero. Una de las criaturas más gentiles y bellas del mundo de fantasía que limita con el reino de los humanos donde vive Stefan. Hada y humano, terminan por estrechar lazos y convertirse en inseparables; pero como siempre, el hombre termina por corromperse por conseguir el poder del reino y eso es algo que Maléfica nunca entenderá. Stefan termina por arremeter maquiavélicamente contra la bondadosa Maléfica y ésta llena de dolor, impregna su corazón de venganza y la extiende hacia la pequeña hija que Stefan tendrá, Aurora.

Es decir, lo que se termina por hacer con Maléfica es trastocar la imagen de “malo por naturaleza” y cambiarla a “yo soy malo porque el mundo me ha hecho así”. Fallo.
En un principio, parecía un film suculento, del cual se podía sacar muchísimo partido. Cambiar, no es malo, de hecho es preferible que nos cuenten algo más y que no se ciñan única y exclusivamente a lo que ya tenían. Hasta ahí bien. Pero cuando coges una villana perfecta y la conviertes en un pastelito, la cosa pierde y mucho.

Como en otras muchas ocasiones, el reparto consigue que este primer fallo quede un poco en el olvido. Está claro que a Angelina Jolie el personaje le venía como un guante. Nadie mejor que ella puede llevar de forma tan elegante el oscuro cetro de Maléfica. Caracterización y escenarios increíbles. “Maléfica” ha conseguido eso, crear un ambiente mágico que te transporta de nuevo a los viejos cuentos de la infancia. El colorido y el juego entre la luz y las sombras, recrean a la perfección la oscura alma de la villana. El único error, la banda sonora. ¿Dónde queda la maravillosa música de Peter Tchaikovsky y George Bruns de la original? Es algo que no entiendo, ya que hubiese sido sin lugar a dudas un plus.

Salen del bache con esto último y seguidamente nos presentan una estrecha relación entre el hada y la princesa Aurora. De primeras engancha, es entretenida y tierna hasta la saciedad. Consigue que el espectador se interese por esta nueva forma de concebir la personalidad de la malvada, pero vuelven a fallar. Corta. Excesivamente corta. Cuando estas totalmente inmerso en el cuento, te sacan de él a empujones. Imágenes y escenas se suceden con rapidez y muchos momentos clave no son exprimidos al máximo. Es decir, nos dejan a medias.

Lo que quiero explicar es que “Maléfica” es una película de altibajos. Algo que se presentó como magnífico y se quedó en pasable. Un quiero y no puedo. Un proyecto que brilló en esencia, pero que finalmente solo lo hizo con los efectos especiales. Pero “Maléfica” no es un error. Los amantes de Disney tenemos que comprender que los cuentos han cambiado. Nadie nos va a devolver los clásicos, pero sí que pueden usarlos para construir buenas historias. Puede que “Maléfica” sea un primer intento -aunque poco logrado -, de conseguirlo.

Maléfica, nuestra Maléfica del 59 no volverá, pero eso es lo bonito, ¿no? Que los cuentos perduren siempre intactos y que nos traigan fantasías nuevas. 



Patricia Zapico López

'Las vistas desde Manderley' despierta de su letargo, ¡VOLVEMOS!

Hola amigos y amigas, 

¡Cuánto tiempo! ¿No? La verdad es que cuando comencé con este blog no me esperaba que fuese a dar tanto trabajo y me equivoqué. Desde hace unos meses colaboro con la revista virtual de cine Sala 1 (http://revistasala1.com/), realizando crítica de cine y algún que otro reportaje sobre festivales. Pues bien, estos pequeños trabajos sumados a la falta de tiempo, han conseguido que Las vistas desde Manderley cerrase sus puertas temporalmente. 

Hoy, que ya se empieza a notar el verano y tanto vosotros, como nosotros tenemos tiempo para dedicárselo a lo que más nos gusta, ¡VOLVEMOS!

Críticas de películas, series, libros y música, con la inestimable ayuda de Verónica García, serán los ingredientes perfectos para que esto vuelva a tener la acogida que tuvo la primera vez. 
Además de ello, continuamos con los "Juegos cinéfilos" a los que muchos sois fieles, en el Twitter del blog: @CineenManderley (https://twitter.com/CineenManderley) Serán todos los Jueves a las 20:00 h.

Una vez más GRACIAS a todos los que habéis visitado mi blog y a los que lo haréis en el futuro. Si no fuese por esas visitas a cada una de las publicaciones, no seguiría con las mismas ganas de hacer lo que más me gusta: escribir sobre cine. 

Llegamos esta tarde con la crítica de "MALÉFICA" de Robert Stromberg, la cual está publicada en Sala 1.
¡NO OS LA PERDÁIS!

Un abrazo enorme y gracias otra vez. No debería decirlo, porque fallaría en decoro y sobre todo en modales, pero ¡Sois cojonudos!

Patricia Zapico López


*Seguir nuestra página en Facebook: https://www.facebook.com/lasvistasdesdemanderley?ref_type=bookmark

lunes, 3 de marzo de 2014

Música de Oscar

Buenas tardes a todos y a todas, 


Hoy, día de resaca de Oscars, "Las vistas desde Manderley", también va a tener un día dedicado a la gala de anoche y a los premiados.

Hoy voy a subir dos post. El primero de ellos realizado por nuestra colaboradora Verónica García. Se trata de una publicación que recorre los Oscar a Mejor canción más conocidos y famosos de la gran gala del cine. Esta publicación es anterior a la gala, pero por problemas informáticos no pude incluirla en el blog. Por este motivo observaréis que Verónica hace su propia quiniela del ganador a Mejor Canción de este año, ¿acertaría? Veámoslo

----------------------------------------------------------

Desde el año 1934, los académicos siempre han reservado un pequeño hombrecito de oro a “Mejor Canción” y “Mejor Banda Sonora”. Este año, no puedo estar más contenta al ver a mi querida Karen O, vocalista de la banda Yeah Yeah Yeahs, nominada por “Mejor Canción Original”. Y es que la dulce balada que nos acompaña en el romance de Theodore y el sistema informático “Samantha”, hace que se nos encoja el corazón al escucharla. Durante el film, (que oscila entre película romántica y de ciencia ficción) podemos ver a Theodore, encarnado por Joaquin Phoenix, tocando el ukelele y cantar a dúo con la maravillosa voz de Samantha, Scarlett Johansson, esta hermosa balada.
Aquí podemos ver las dos versiones, la original de Karen O, y la versión de Phoenix y Johansson:



Pero, dejando aparte el comentario de la película (eso se lo dejo a Patricia, que de eso sabe océanos más que yo) para los amantes de la música, es una delicia. La banda sonora ha corrido a cargo de los canadienses Arcade Fire. Sin duda, Her tiene una banda sonora de Oscar. Pero no me quiero precipitar, esperemos a ver qué pasa este domingo.
Profundizando un poco más en lo que han sido estos 70 años de Música en los Oscar, podemos encontrarnos estrellas merecedoras de no 1, sino de 10 Oscars, y otras que nos sorprenden un poco en su victoria.
En la edición del 2013, hace solo un añito, la británica Adele se llevó el Oscar por el tema Skyfall, banda sonora de la última película de James Bond. Para , una de las grandes voces de la actualidad. Clara merecedora de él.


Sorpresa sorpresa. Entre los galardonados nos encontramos al rapero Eminem. Conquisto a la academia con su tema, Lose Yourself, banda sonora de la película 8 Millas, que también protagonizo. Una especie de Biopic sobre su vida, el cual co-protagonizaba con Brittany Murphy, tristemente fallecida.


El maravilloso tema “Times Are Changin” se llevó el Oscar en el 2000 por la banda sonora de Wonder Boys. También contarían los de Watchmen en el 2009 con este increíble tema. Sin duda, este es un Óscar muy merecido. Juzguen ustedes mismos.


Madonna VS Barbra Streisan

Dos pesos pesados de la música…y porque no decirlo, del faranduleo en general.
Y ambas, con dos Oscars musicales en su poder.
Madonna ganó el Oscar a mejor canción en 1990 por el tema “Sooner or Later”, banda sonora de la película Dick Tracy, en la cual también actúa.
Y su Oscar más conocido. El del tema “You Must LoveMe”, banda sonora de la famosa película “Evita”de 1996,en la cual la diva interpreta el papel protagonista. El film narra la vida de Eva Perón.



De la reina de la controversia pasamos a la reina máspolifacética de Hollywood. La gran Barbra Streisan.
Como no podía ser menos, ella también tiene sus dos hombres de oro.  
En 1973, la genial voz de Barbra se alzaba con el Oscar por el tema “The Way We Were”, banda Sonora de lapelícula “Tal Como Éramos”.  No mucho más tarde, en 1976, repetía por “Ha nacido un estrella” con la canción “Evergreen”



En resumen, los Oscar son siempre una locura que conlleva innumerables sorpresas, y la categoría musical no se queda atrás.
Desde aquí, le deseo la mayor de las suertes a mi querida Karen O, que con su hermosa voz y su dulce ukelele, seque se llevará de calle a toda la academia. Suerte también a Arcade Fire, nominados a mejor banda sonora.
Y suerte a todos los demás nominados. Ojala vivamos una noche mágica e inolvidable.

Verónica García

----------------------------------

Lo siento Vero, 

Como habéis visto ayer, Let It Go’ de Kristen Anderson López y Robert López, canción de la también galardonada "Frozen" de Disney; se llevó la estatuilla a casa. ¡ENHORBUENA!



Más tarde subiré el palmarés de la gala 2014, con mi propia visión de la gala. ¡Nos os los perdáis!

Patricia Zapico López


lunes, 17 de febrero de 2014

"Aningaaq" (2013) de Jonás Cuarón: Lo que no has visto de "Gravity"

Hola a todos y a todas,

Hago mi segunda aparición por el blog en el día de hoy para traeros algo que merece 10 minutos de vuestro tiempo. El 4 de octubre de 2013, conocimos a Gravity, la majestuosa creación de Alfonso Cuarón, que actualmente está arrasando en todos los festivales. Con 10 nominaciones a los Oscar, el nuevo film del espacio, ha soportado críticas de todo tipo; desde la obra de arte, hasta la mismísima fantasmada. Críticas a parte, Gravity es un film digno de admiración, el cual anuncia una nueva era en el cine y es también, una obra tratada con muchísimo mimo por parte de su director. 

Atención: SPOILERS SOBRE "GRAVITY"

Hace unos meses, se lanzó al público la última pieza del puzzle que completaba Gravity. Jonás Cuarón, hijo de Alfonso y coguionista de la película, había realizado un pequeño corto de 7 minutos titulado Aningaaq. Gracias a él, podemos observar quién es aquel  misterioso hombre con el que la Doctora Ryan Stone (Sandra Bullock) habla a través del teléfono, justo antes de dejarse llevar por el miedo y la "muerte". Seguramente uno de los momentos más emotivos de toda la película, donde Cuarón ahonda en el corazón de la astronauta perdida en el espacio. 

Deberíais haber visto la película antes de ver este sencillo corto, para entenderlo con mayor facilidad y para sumergiros en las profundas sensaciones que subyacen en cada palabra entrecortada de la doctora. 

Os dejo con él, espero que lo disfrutéis. 



Un saludo,
Patricia Zapico López

"La gran estafa americana" (2013) de David O. Russell

Buenas tardes a todos y a todas queridos lectores,

Aquí os dejo la crítica que hice la semana pasada sobre "American Husle" ("La gran estafa americana"), para la revista digital de cine Sala 1.

Os dejo el link de la página, ¡No os la perdáis!

LINKhttp://revistasala1.com/?p=5236


Un saludo para todos,
Patricia Zapico López

martes, 4 de febrero de 2014

"Mandela: Del mito al hombre" (2013) de Justin Chadwick.

Cartel Oficial
Título original: Mandela: Long Walk to Freedom
Año: 2013
Duración: 139 min.
País: Reino Unido
Director: Justin Chadwick
Guión: William Nicholson (Autobiografía: Nelson Mandela)
Música: Alex Heffes
Fotografía: Lol Crawley
Reparto: Idris Elba, Naomie Harris, Tony Kgoroge y otros.
Web Oficial: http://www.mandelamovie.co.za/

--------------------------------------------

El día 17 de Enero llegó a España Mandela: Del mito al hombre, una película de Justin Chadwick, encargada de mostrarnos lo que fue la vida del grandioso Nelson Mandela. 

Este film esta basado en la propia biografía del líder sudafricano. Obviamente y teniendo en cuenta que se trata de una película, solo se centra en ciertos aspectos de la vida de Madiba, como es el caso de su ingreso en prisión y su llegada al poder. Nelson Mandela fue el primer presidente elegido democráticamente en Sudáfrica, después de estar encarcelado durante 27 años. La semilla de revolución que había plantado durante su juventud, le llevó a convertirse en un ser muy querido y odiado al mismo tiempo. El 'apartheid' se había convertido en un feroz depredador que se cernía sobre la población negra, una población que a pesar de estar en su país de origen, tenían que doblegarse ante los forasteros. 

A simple vista, Mandela: Del mito al hombre, es una película sencilla, amena, rápida y sin florituras, ni fuegos artificiales. Una película de domingo por la tarde, con la que se te escapa la lagrimilla. No me entendáis mal, esto no significa que sea mala, ni mucho menos. Honestamente creo que se esperaba demasiado de ella y finalmente el resultado ha sido escaso. 

Esta claro que la realización de un biopic es muy peliaguda. A pesar de que en la mayoría de los casos, no se tratan de proyectos muy arriesgados y con objetivos más que nada lucrativos; bien es cierto que realizar una película basada en la vida de alguien, siempre va a quedarse corta. Para mí, que soy una persona que no conoce al detalle la vida de Nelson Mandela (por desgracia), me ha parecido suficiente. Un pequeño resumen, por así decirlo. Pero reconozco que para aquellos que sí saben de él, que sí que han pasado tiempo leyendo su biografía, esta película se les ha quedado corta

Mandela... peca de "popurri", es decir, intenta meter todos los aspectos importantes, en muy poco tiempo y de forma un poco desordenada. Me explico. La linea espacio-temporal de la película, es muy amplia y densa, por lo tanto han intentado meter toda la vida de Mandela en pequeñas y cortas escenas sin pararse en explicar ciertas cosas que merecían la pena. Un ejemplo de ello es que no se explica con claridad el porqué Mandela comienza su cruzada política; cosa que era completamente necesaria. Por otro lado se paran mucho tiempo en las relaciones personales del líder, con sus dos esposas. Excesivo quizás.

Personalmente creo que el gran problema de esta película fue la organización de los hechos históricos (además de un pésimo maquillaje). Pero también tiene un especial fuerte: la emotividad. Muy mal tenía que darse la situación, para que Mandela... no fuese una película emotiva. Plagada de frases míticas, de escenas llenas de sentimientos y de realismo, consigue que te dejes llevar por la vida de un hombre que llegó caído del cielo. 

De todas formas, Mandela... es una buena película para ver en familia o con amigos, para aprender sobre la calidad humada y para darnos cuenta de que aunque no se dejan ver muy a menudo, en este mundo hay gente buena. 

Os dejo con mi particular homenaje al líder fallecido, gracias por todo Madiba.

"Nadie nace odiando a otra persona por el color se su piel, o su origen, o su religión. La gente tiene que aprender a odiar, y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar, el amor llega más naturalmente al corazón humano que su contrario." Nelson Mandela. 

Disfrutadla, 
Patricia Zapico López





lunes, 3 de febrero de 2014

"El lobo de Wall Street" (2013) de Martin Scorsese

Cartel Oficial
Título original: The Wolf of Wall Street
Año: 2013
Duración: 179 min.
País: Estados Unidos
Director: Martín Scorsese
Guión: Terence Winter (Libro: Jordan Belfort)
Música: Howard Shore
Fotografía: Rodrigo Prieto
Reparto: Leonardo DiCaprio, Jonah Hill, Margot Robbie, Matthew McConaughey y otros.
Web Oficial: http://www.ellobodewallstreet.es/

(Ficha obtenida de Filmaffinity)



---------------------------------------------------------------------------------


El día 17 del mes pasado, Martin Scorsese volvió a colarse en los cines españoles de forma enérgica, pervertida, orgiástica y superlativa; El lobo de Wall Street había llegado (después de una larga espera).

La historia de Jordan Belfort era un auténtico caramelo para la industria y Leonardo DiCaprio lo supo en seguida. En el año 2009 el joven y afamado actor comenzó su cruzada personal por sacar adelante este proyecto. Su productora Appian Way compró los derechos del libro y empezó a buscar un buen director para darle salida. DiCarprio lo tenía claro: su gran amigo Marty era la mejor opción. Pocos saben que el director italo-americano se replanteó en numerosas ocasiones la realización de la misma, incluso llegó a pararla. Ridley Scott era el plan B, pero el director de Alien, el octavo pasajero y Blade Runner, decidió que una película que tratase de poder y excesos, tenía que ser dirigirla por el también grande Scorsese. Años después la tenemos aquí.

El lobo de Wall Street es una película basada en hechos reales que cuenta la historia de grandeza y decadencia en la que se ve inmerso Jordan Belfort. Este joven corredor de bolsa neoyorquino llega a Wall Street en busca de trabajo y se encuentra con que el sueño americano tiene un sabor agridulce al paladar. Tras tomar la decisión de que es más importante ganar dinero para sí, que hacer ganar dinero a sus clientes, Jordan funda una agencia bursátil que consiguió hacer de él, el hombre más rico del lugar. Las mejores mujeres, las drogas de mayor calidad y una manada de amigos fanáticos de sus logros, rodean la vida del joven depredador.

Martin Scorsese y DiCaprio lo han vuelvo a hacer. Premios y críticas buenas por doquier, además de cinco nominaciones a los Oscar: Mejor película, Mejor director, Mejor actor (Leonardo DiCaprio), Mejor actor sde reparto (Jonah Hill) y Mejor guión adaptado (Terence Winter). Tanto el director de Uno de los nuestros, como Leo nunca han entrado bien por los ojos de los académicos, pero el resultado aun está por ver.


Scorsese nos trae su obra más larga y para muchos, su película más loca. El lobo de Wall Street es un film rápido, a pesar de las horas, dotado de un ritmo vertiginoso que nos hunde casi hipnóticamente en una vida que parece de en sueño, pero que en la realidad no lo es tanto. Al inicio del film, un acertado Mathew nos resume en muy pocas palabras todo lo que va a suceder después. A ritmo de golpe en el pecho y una melodía un tanto rocambolesca (ritual que hace Mathew cada vez que sale a escena. A DiCaprio le gustó y le pidió que lo incluyese en el guión), nos describe como es un auténtico corredor de bolsa ambicioso con una vida llena de excesos.

Las actuaciones son reflejo cristalino de lo que es la película. Un Leonardo DiCaprio espectacular, feroz y enérgico, incluso cómico, nunca antes visto en ese registro. Gracias a su personalidad trabajadora y con la ayuda del propio Jordan Belfort consigue retratar a la perfección al joven economista. Un hombre rodeado de tentaciones y de excesos, de mujeres hermosas y orgías, sin autocontrol y adicto a tantas cosas que ni si quiera su enorme yate podría darles cabida. Tan increíble es la actuación de su gordito escudero, Jonah Hill. El joven actor ha dicho que "no es difícil para él este papel, porque se ha drogado mucho durante su vida". No se si esto es cierto o no, lo que sí se es que su trabajo es desternillante y detallista, tanto que sin él, la película no hubiese tenido el mismo sentido. Muchos son los que dicen que aquí es donde reside ese parecido con Uno de los nuestros; Jonah Hill sería ese Joe Pesci siempre a la sombra del cabecilla de turno. Independientemente de eso, el resto del reparto no se queda corto y si a eso le sumamos la belleza de Margot Robbie, qué más os voy a contar...

Buen argumento, buenas actuaciones, buen reparto, gran director...parece que El lobo de Wall Street tiene todos los ingredientes para ser una bomba de relojería. Pues eso no es todo, técnicamente también es increíble. Numerosos travellings mediante unos planos picados que nos muestran todo lo que esta sucediendo ahí abajo, en esa bacanal de sexo y alcohol por doquier. Además de eso, el uso de DiCaprio como propio narrador de su historia, mirando directamente a cámara, hace que nos internemos aun más en su vida y en su mundo alocado. 

Estas viendo la película y constantemente piensas: ¡DIOS MIO LO QUE PUEDE HACER EL DINERO!. Puedes tenerlo absolutamente todo, incluso comprarte el mundo, pero ¿es suficiente? Supongo que dinero llama a dinero y cuando estas en la cumbre, siempre vas a querer estar más alto, aun a riesgo de caer por el precipicio. Así es la vida de Jordan Belfort y la de numerosos magnates que vemos día a día en la televisión. El lobo de Wall Street es una película que hay que ver de modo inteligente. Con esto no quiero decir que tengas que ser un entendido, ni un cinéfilo, sino que sólo  debes pararte a pensar las cosas un segundo.
Acabas de ver una película intensa, donde simpatizas con el personaje, te cae bien, te ríes con él y piensas...¡pero si no es tan mala persona!... Eso nos ha pasado a todos con miiiiiiiiiiiiles de películas, Scarface, El Padrino, Casino... llegas a idolatrar a los protagonistas, aunque no sea lo correcto. Jordan Belfot es un hombre que ha estafado a miles de personas, se ha forrado a costa de gente humilde al principio de su carrera, ha estado en la cárcel únicamente durante 2 años, DiCaprio ha comprado su libro por una cantidad millonaria y el mismísimo Scorsese ha hecho de su vida un sueño. ¿Justo? Supongo que no, pero ahora es un poco tarde para juzgarlo. 

Como decía arriba, Scorsese lo ha vuelto a hacer. Ha vuelto a traernos un peliculón con todas las letras, numero uno en taquilla y el film más comentado en los últimos meses. Debo admitir que yo no necesitaba mucho para que me impresionase, peco de poco objetiva cuando mi actor favorito participa en una película, pero lo cierto es que se supero y con creces. Fenomeno fan a parte, ya que muchas veces soy celosa de mis gustos y de las modas en el cine, creo que a El lobo de Wall Street aun le queda mucho por darnos. Gracias Marty. 

Quien sabe...dentro de unos años quizás estemos ante una obra de culto, o ¿ya lo es?


Disfruten de ella, 
Patricia Zapico López. 

jueves, 23 de enero de 2014

Shangri La: El “niño” se hace mayor

Buenas noches a todos y todas, 

Vuelve mi colaboradora Verónica García con un interesante post acerca de Jake Bugg. 

¡No os lo perdáis!

Hasta pronto, 
Patricia Zapico. 

-------------------------------------------------------------------

Shangri La: El “niño” se hace mayor

Hace unas semanas anuncié a través de este blog el inminente regalo que nos acechaba. Jake Bugg presentaba el pasado mes su segundo álbum, “Shangri La”, repleto de nuevos temas que nos hacen apreciar la madurez que ha tomado el joven de Clifton sobre los escenarios. Lo que nadie esperaba, fue el increíble concierto que ofreció como presentación de su disco a unos pocos privilegiados, y a miles de personas a través de Internet. Yo lo pude escuchar gracias a la transmisión de Radio 3, que aunque se retrasó una hora en el comienzo del concierto, fue una trasmisión clara y sin problemas reseñables. Y de agradecer es, que sea de las pocas radios nacionales en cubrir estos eventos, y en traer a la gente de nuestro país este estilo de música, cada vez más popular por estos lares.

Sin enrollarme más en la presentación, voy al disco en sí, que ya se puede descargar en iTunes y comprar a través de su página web. Desde el principio hasta el final, este disco es puro deleite. Jake Bugg partía de una base muy alta, de un despegue vertiginoso, y se tambaleaba en la cuerda floja con este disco. Un solo fallo, o tropiezo, le harían caer. Imposible encontrarle un fallo al álbum, por mucho que se busque. Jake se ha aferrado a lo más alto, y por el momento, no tiene pensado caerse.
Nadie sabía muy bien que nos depararía este Shangri La. El primer single que el británico nos presentó fue “What Doesn’t Kill You”:


Un tema muy distinto a lo que nos tenía acostumbrados. A ese folk, country, que nos podría a recordar a Bob Dylan o Johnny Cash. Ahora decide tocar el terreno del Rock, recordándonos a compatriotas suyos que comenzaron en esto de la música tan joven como él, como pueden ser la banda Arctic Monkeys.

Su segundo single fue otro bombazo, Slumville Sunrise. Muy diferente a su primer tema, Jake describe esa canción así:
"Slumville Sunrise es otra pista en la que hablo de mirar hacia el interior desde afuera, esta vez, en lugar de ser alguien escribiendo en el interior acerca de lo que he visto. Ese fue el concepto. No volví intencionadamente a mi ciudad natal (Clifton, Nottingham) para encontrar cosas que escribir, sólo volví para ver a la gente o lo que sea, pero estas cosas como que me encontraron a mí."
Y no solo nos sorprendió con su canción, sino con su video, muy diferente al resto que había editado hasta la fecha, con un humor británico muy reseñable.



Su último videoclip hasta la fecha, Song About A Love. Una hermosa balada que nos hace ver el corazoncito del inglés, tierno y sensible. Para Jake, la canción habla sobre ese tipo de amor especial:
"Supongo que es un típico tema: es una canción de amor diciendo que quieres una canción de amor, eso es lo que quieres. Soy alguien a quien si su madre le dice que tiene que lavar los platos no va a hacerlo, pero si no lo hace quizás te dé una bonita sorpresa y quizás sí los haya lavado cuando regreses del trabajo. Ese es el concepto."
Y como no, Paris es el escenario que enmarca la hermosa balada de Jake:


Otros temas reseñables serían Pine Trees, Me & You o Messed Up Kids.

Cada canción, un pequeño mundo. Un disco que atrapa la madurez que ha adquirido el inglés en estos dos años sobre los escenarios. Un disco 100% recomendable, que a quien más quien menos, acabará encandilando. 


Un saludo y hasta pronto, 
Verónica García.